Open the menu MENÚ

Así es como puedes conseguir el mejor bronceado artificial

Desgraciadamente, no puedes conseguir una piel de verano perfecta después de un solo día tomando el sol. Por suerte, existe el autobronceador, para llevar con orgullo y seguridad ese maravilloso vestido de verano. También es fantástico para las vacaciones, sin tener que pensar en el bikini (color) que llevas puesto. Sigue leyendo para saber cómo aplicar el autobronceador. Con estos consejos, ¡conseguirás el mejor bronceado artificial!

El compañero perfecto
¿Tienes la piel clara? Entonces tendrás que optar por un autobronceador adecuado para pieles claras. Preferiblemente, tendrás que crear tu bronceado artificial en capas, para que puedas conseguir los resultados deseados. Cuando utilizas un autobronceador muy oscuro de repente, puede parecer muy artificial y seguramente quieras evitarlo;).

Marca en tu diario la fecha para el bronceado artificial
Sí, quieres hacerlo bien, pero no estarás lista en 30 minutos. Asegúrate de tener una tarde libre para que puedas seguir todos los pasos y conseguir una piel de verano preciosa. Un autobronceador suele tardar en absorberse entre 1 y 6 horas. Obviamente, depende de la ‘intensidad’ que quieras conseguir. Evita el contacto con el agua o el sudor durante este periodo de tiempo (no quieres un efecto parche o que queden rayas) y dedica este rato a relajarte. Asegúrate de que tienes un albornoz viejo de color oscuro o ropa holgada que te puedas poner, para no dejar manchas en tu sofá/cama.

Así es como puedes conseguir un bronceado de verano artificial
Paso 1: Asegúrate de que tu piel está totalmente limpia para crear una piel de verano uniforme y sin marcas. Es mejor aplicar el autobronceador después de la ducha, y recuerda que deberás exfoliar todas las partes más ásperas, como los hombros y las rodillas. No olvides limpiar y exfoliar la cara correctamente.

Paso 2: Utiliza un guante especial que garantizará una aplicación uniforme del autobronceador, evitando las rayas. Aplica generosamente el autobronceador por todo el cuerpo y úsalo con moderación en la cara, los hombros y las rodillas. Estas partes absorben más el autobronceador, por lo que seguramente querrás evitar que esas partes se bronceen más que el resto. No olvides aplicarlo en la parte superior de las manos (y también entre los dedos) y de los pies. Si quieres hacerte la manicura, es el momento perfecto, así dispondrás de tiempo para que se seque todo. ¡Una doble victoria!

Paso 3: Cuando apliques por primera vez el autobronceador, puedes lavar la zona una hora después para comprobar el resultado. Si queda demasiado claro, puedes volver a aplicar el producto y dejar que se absorba. Así, podrás probar y saber cuánto tiempo tarda en absorberse para conseguir el resultado deseado.

Los productos autobronceadores están disponibles en distintos formatos: espráis, toallitas y cremas. Una alternativa es la loción corporal autobronceadora. Aplícala después de la ducha y tu piel quedará hidratada al mismo tiempo. Deja que se absorba para evitar las manchas en la ropa.

Bronceado seguro
La principal ventaja de los productos autobronceadores es la seguridad. En poco tiempo, conseguirás el mismo efecto que el obtenido tras unos días tomando el sol, que es mucho más perjudicial para tu piel. No olvides aplicar un bronceador con un factor de protección solar alto cuando te expongas al sol.

¿Aún estás buscando un bikini nuevo para tus próximas vacaciones? Descubre nuestra colección de baño y, quién sabe, ¡puede que consigas tus imprescindibles en rebajas!

Comments