Hunkemöller x Pink Ribbon

La autoestima, por el amor a las mamas

Este año el tema del Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama de octubre se centra en la autoestima.

¿Sabías que las mujeres que están a gusto con sus mamas tienden a explorárselas más a menudo?  
Los estudios demuestran que la autoestima influye de forma directa en el cuidado con el que las mujeres examinan sus mamas. 2 de cada 3 mujeres no exploran sus mamas porque no se sienten a gusto con ellas.  
¡Esto tiene que cambiar! Es hora de que empecemos a adorar todas las mamas. Es hora de hablar de tetas.  

Para crear conciencia sobre el cáncer de mama y la importancia de realizar autoexploraciones, este mes abrimos una charla sobre lo qué opinan las mujeres de sus mamas.  

¡Sigue a #TittyTalks en Instagram y únete a la charla!

Apoyo Pink Ribbon

Pink Ribbon diseña cada año una pulsera para recaudar fondos y así poder manifestar nuestro apoyo. Este año la han bautizado con el nombre de la "pulsera del abrazo" para simbolizar el abrazo a todas las mujeres que luchan contra el cáncer de mama. Compra aquí la pulsera o en nuestras tiendas.
Comprar

Sujetador sin soporte preformado Bessie

Además, al comprar el sujetador sin aros Bessie en rosa apoyas a Pink Ribbon. El 100% de la recaudación se destina a Pink Ribbon y apoya el trabajo que realizan para aumentar la sensibilización sobre el cáncer de mama.
Comprar

¡Hablemos de tetas!

Para concienciar sobre el hecho de que todas las mamas son bonitas y que no existen las mamas "normales", este mes abrimos el debate con la campaña social #TittyTalks. Trataremos un tema serio de forma desenfadada pidiendo a mujeres de renombre que hablen de sus preciadas partes del cuerpo. ¿Cómo consideran sus tetas? ¿Qué les gusta de ellas y qué nota les pondrían? Consúltalas todas a través de nuestro Instagram y sigue a #TittyTalks. Comparte y empieza tu propio #TittyTalk con tus amistades.

La verdad al desnudo sobre el cáncer de mama

  • • A 1 de cada 7 mujeres de los Países Bajos se le diagnostica cáncer de mama a lo largo de su vida. Aunque las posibilidades de supervivencia han ido aumentando considerablemente en las últimas décadas, esta enfermedad sigue causando más de 3.000 muertes al año. Se necesita de forma urgente más investigación.
  • • Una encuesta realizada por Hunkemöller entre 1.615 participantes reveló que tener una imagen negativa de sí misma representa un riesgo para la salud de las mujeres.
  • • Realizar autoexploraciones periódicas y dedicar tiempo a observar detenidamente tus mamas, ayuda a identificar las primeras fases del cáncer de mama (lo que aumenta tus posibilidades de vencer esta enfermedad).


Entra en el sitio web de Pink Ribbon para aprender más sobre el modo de hacer un autoexamen y lo que hay que buscar.  

Una imagen negativa sobre una misma es un riesgo para la salud

Este es el alarmante resultado que obtuvimos de una encuesta que realizamos para Pink Ribbon acerca del grado de satisfacción de las mujeres con sus mamas. Parece que las redes sociales desempeñan un papel importante en la imagen (negativa) que las mujeres tienen de sus mamas. Como consecuencia del limitado ideal de belleza que nos presentan las redes sociales, muchas mujeres creen que sus mamas no son "normales". Queremos poner punto y final a esta idea de "normalidad" y demostrar que, puesto que cada mama es diferente, lo ''normal'' no existe. Y que el perfil de sexy se presenta en todas las formas. Mientras una mujer puede pensar que sus mamas son demasiado pequeñas, otra puede pensar que las suyas no encajan. Queremos llamar la atención sobre la diversidad de las mamas. Haciendo un homenaje a las diferencias y cuidando bien de nosotras mismas, podemos llegar a estar más saludables física y mentalmente.

Conocer tu cuerpo a fondo es también una forma de autoestima. Tu cuerpo y tus mamas seguirán cambiando con el paso de los años. Cuida bien tu cuerpo y conoce el tacto y el aspecto de tus mamas, así será más fácil identificar cualquier cambio o anomalía en una fase más temprana. Si notas alguna anormalidad, habla con tu médico.

Así que la próxima vez que estés delante del espejo: atrévete a mirar. Mira con atención.